Palabra clave

Exactamente, ¿qué es un bot?

Realiza tareas por su cuenta, no necesita ayuda humana porque, gracias a la Inteligencia Artificial, va aprendiendo poco a poco a dar respuestas cada vez más acertadas. Para que todos lo podamos entender, es capaz de hacer una reserva en un restaurante, marcar una fecha en el calendario, buscar y mostrar la información más útil, o mantener una conversación.

Un bot (de robot) es un software de inteligencia artificial, y su modelo más frecuente el chatbot. Precisamente la tecnología capaz de mantener conversaciones. Puede que no conozcas esta tecnología, pero seguro que haces uso de ella casi a diario, con tu smartphone. Porque cada vez está más presente en las aplicaciones de mensajería y en las redes sociales.

 

 

Aunque parezca que sólo hace un par de años que empezamos a hablar con nuestros aparatos, esta tecnología no es nueva. El primer chatbot se programó desde MIT en 1964, su nombre era Eliza y simulaba una conversación como la que hoy podríamos tener con un psicólogo. ¡Escucha!

 

 

Desde sus inicios han estado muy presentes en los videojuegos. En 1989 se basaron en Eliza para crear ChatterBot, un jugador virtual de TinyMud (juego multiusuario sobre calabozos). Su objetivo: conversar con otros jugadores, explorar los mundos y descubrir nuevas rutas. En 1995 llegó ALICE (Artificial Linguistic Internet Computer Entity), también inspirado en Eliza y era capaz de colectar ejemplos de lenguaje en la web.

Y entre los precedentes a los ya famosos Siri, Watson, Cortana, Alexa y demás bots, hay que mencionar a Clippy, ese clip que aparecía en nuestro paquete Office para ayudarnos cada vez que teníamos una duda. ¿Lo recuerdas?

Y hoy, ¿qué potencial tiene los bots?

Los bots hoy, en el sector del videogaming, han sido capaces de resolver un misterio imposible en un juego de 1990. Además, OpenAI, un bot creado por Elon Musk, fue capaz de derrotar al mejor gamer (humano) en una competición de eSport.

Hoy, el 67% de los chatbots se usa para dar soporte a los usuarios, como atención al cliente. Pero los expertos hablan de predicciones de este software de inteligencia artificial van más allá. No solo podrán dar respuesta a los clientes ya captados, sino que se empezarán a utilizar para captar nuevos usuarios; además, su inteligencia permitirá dar respuestas más eficientes a problemas que los usuarios tengan, y en tiempo real; con esta tecnología el marketing y la publicidad da un gran paso hacia la automatización y personalización.

Hay industrias que ya empiezan a destacar no solo por hacer uso de esta tecnología, sino porque están adaptando los chatbots con éxito para dar respuesta a las necesidades de sus usuarios:

Hotelería y viajes: un sector que busca constantemente altas puntuaciones de los clientes por su atención y servicios. Por lo que los chatbots es una evolución cómoda y que mejora la experiencia de sus usuarios: para buscar alojamientos, hacer check-in o check-out desde el móvil, etc.

Retail: esta industria está adaptándose a la transformación digital poniendo el foco en la experiencia del usuario, por lo que están haciendo uso de los chatbots para ofrecer mejores servicios: ayudar a los clientes a encontrar lo que buscan, hacer recomendaciones según las compras realizadas o incluso optimizar las ventas en función del historial del cliente.

Banca: a los usuarios de a pie nos suele costar entender y llevar a cabo muchos servicios relacionados con los bancos: desde ahorrar dinero hasta resolver cuestiones bancarias o de políticas de uso. Los chatbots han llegado a esta industria para hacer las cosas más fáciles.

Media y entretenimiento: con el objetivo de segmentar contenidos ofrecer nuevas experiencias a la audiencia, los medios de comunicación también están haciendo uso de chatbots. En el caso del entretenimiento, el uso de esta tecnología es para crear nuevas experiencias bien con las películas, los juegos o incluso los libros.

Salud: los chatbots están realizando una importante labor en este sector, siendo capaces de compartir con el usuario información de diagnósticos, recordarles tomar sus medicaciones o incluso proveer terapias o ayudas para la salud mental.

Artículos relacionados