Primera persona

Nerea Luis o cómo liderar la revolución tecnológica

Coordinar a un conjunto de robots para que sean capaces de ejecutar una serie de acciones basadas en el razonamiento del propio problema o “poner orden al caos”, como prefiere definirlo ella. Éste podría ser el argumento de cualquier película de ciencia ficción que toma el potencial de la robótica o la inteligencia artificial como punto de partida, pero no. Estamos hablando de la línea de investigación del doctorado en Multi-Agent Planning (Planificación Multiagente), que nuestra protagonista está realizando en la Universidad Carlos III de Madrid.


“La tecnología puede cambiar a mejor el mundo

y es básica para que el ser humano siga siendo dueño de ese futuro” 

 

Nerea Luis se sintió atraída por la tecnología desde pequeña y, como tantos jóvenes de su generación, descubrió todo su potencial a través de tutoriales en Internet. Por eso, cuando llegó el momento de elegir carrera, lo tenía claro y se decantó por la Ingeniería Informática. Eso sí, especializándose en la rama de inteligencia artificial. Durante su último año de carrera, el Ministerio de Educación le otorgó una beca para colaborar con el grupo de investigación ‘PLG’ (Planning and Learning Group) y es ahí donde comenzó su andadura como investigadora.

De estudiantes a emprendedores

A finales de 2012, cuando Nerea terminaba el último curso del Grado en Ingeniería Informática en la Universidad Carlos III de Madrid, ella y su compañero Alejandro Baldominos -quien compartía su pasión por la inteligencia artificial-, decidieron que tenían que montar un evento en los pasillos de la universidad, en el que sus profesores pudieran contarles qué hacían cuando no estaban dando clase. “La universidad se ha quedado un poco anticuada para algunas cosas, te da la base, pero el mundo de la tecnología cambia cada pocos meses, y eso lo ves en T3chFest”, explica ahora Nerea.

T3chFest es un evento gratuito sobre tecnología organizado por estudiantes. Su objetivo es juntar a gente de todos los perfiles para compartir conocimientos tecnológicos. Estudiantes, investigadores, emprendedores, gente de la industria y de otros sectores… todos tienen cabida en T3chFest.

“Nos dimos cuenta de que a los estudiantes nos hace falta

ver el mundo real, lo que reclaman las empresas”

 

La primera edición, aquella ideada humildemente para ser celebrada en los pasillos de la universidad, tuvo lugar en febrero de 2013 y a ella asistieron entre 250 y 300 personas. La última ha sido la séptima, ha tenido lugar hace apenas unos días y han acudido 35 empresas, más de 2.000 asistentes, y ha contado con más de 120 ponentes y 70 voluntarios. Sin duda, se ha convertido en el mayor evento nacional sobre informática y nuevas tecnologías organizado únicamente por estudiantes.

Referentes y más referentes femeninos

Nerea compagina su labor de investigadora y de docencia (dando clases en la universidad), con su rol en el T3chFest, creando red y captando talento para las charlas invitadas, y con los eventos a los que ella asiste como ponente. El impacto que genera esa parte divulgativa, el compartir conocimientos, es uno de los aspectos que más le atraen. “Me has cambiado la forma de ver el mundo de la tecnología”, le han dicho en no pocas ocasiones. “Con T3chFest damos la imagen real de lo que está pasando fuera del mundo académico. Es una forma de abrirles los ojos a los estudiantes desde muy pronto. Y la mejor forma de que vean que en España se hacen cosas de mucho nivel, o que hay españoles fuera que también están haciendo cosas increíbles”, analiza Nerea.

Y es que por T3chFest, además de charlas técnicas de mucho nivel, han pasado ponentes top como Luz Rello, investigadora española con numerosos reconocimientos internacionales, y que ha desarrollado una app en la que a través de juegos se puede lograr una detección temprana de la dislexia y facilitar así el día a día de los que la sufren. “Estas charlas más inspiracionales ayudan a que los estudiantes sientan que también pueden llegar a desarrollar soluciones con impacto e incluso surgen colaboraciones y oportunidades profesionales”.

Este año han destacado las presentaciones de Newtral, la startup creada por la periodista Ana Pastor con la que pretende luchar con las fake news a través de la inteligencia artifical; o las charlas de Carolina Jiménez, experta en visual FX; David Bonilla, programador y emprendedor polifacético; o Conrad Roset, director creativo del videojuego del año, Gris.

Como vemos, la presencia femenina en T3chFest es muy elevada para tratarse de un evento de ciencia y tecnología y lo mejor es que esa diversidad surge de manera natural. “Nos llegan muchísimas propuestas de mujeres que quieren hacer sus charlas en T3chFest y al final acaban copando el 40% del programa. No hay necesidad de que establezcamos cuotas, simplemente es que tienen mucho nivel”.

Nerea, a pesar de su juventud, es un referente femenino en el mundo tecnológico -recientemente ha sido incluida por Business Insider en la lista de los 23 jóvenes españoles de 35 años (o menos) llamados a liderar la revolución tecnológica-, y ayuda a que otras mujeres se sientan representadas. “Para reducir la brecha existente es fundamental cambiar el mensaje que hemos dado durante los últimos años. En lugar de orientar la tecnología a un tema económico, que genera riqueza y te da éxito, creo que hay que enfocarla a que es una forma de crear y generar conocimiento”, nos contaba con motivo del reciente Día Internacional de la Mujer.

Learn with T3chFest en La Nave

Por vez primera, este año los talleres técnicos que tenían lugar a lo largo de la semana del T3chFest se han agrupado en un solo día, 9 de marzo, y en un único espacio, La Nave, en el que la comunidad de desarrolladores de T3chFest trabaja conjuntamente. Así, se realizaron cuatro actividades de forma simultánea: unos talleres eminentemente prácticos para aprender sobre tecnologías punteras, un hackathon en el que una serie de equipos compitieron para implementar sus ideas, un espacio para que sus comunidades pudieran compartir conocimientos y charlas introductorias a la tecnología de acceso libre y con un enfoque de acercamiento a la tecnología para “no iniciados” y para los más jóvenes.