Primera persona

La importancia del biogas, el gas sintético y el hidrógeno renovable en los modelos de transporte de las grandes ciudades

¿Qué papel tendrán el biogas, el gas sintético y el hidrógeno renovable en los modelos de transporte de las grandes ciudades de aquí a una década?

Creo que las cosas se entienden mejor conociendo experiencias concretas. Dos grandes ciudades en España están siendo pioneras en el uso de gases renovables para descarbonizar la movilidad: Madrid y Barcelona.

Desde hace años, Madrid genera biogás en el vertedero de Valdemingómez con la fracción orgánica de los residuos municipales. Este biogás convenientemente depurado puede emplearse en los motores de los autobuses que a día de hoy se mueven con gas convencional. Producir un combustible con la cáscara del plátano que arrojamos a la basura en un claro ejemplo de economía circular.

Pues bien, esto ya es una realidad. Desde principios de septiembre, los 20 autobuses de la línea C1 de la Ciudad de Madrid emplean este gas renovable.

Madrid pronto contará también con una hidrogenera para alimentar autobuses urbanos de pila de combustible, mientras que Transportes Metropolitanos de Barcelona ha puesto en marcha la primera estación pública de repostaje de hidrógeno que da servicio a 8 autobuses urbanos y está a disposición de otras flotas de vehículos industriales que quieran utilizarla.

Esto no ha hecho nada más que empezar. Los gases renovables están llamados a desempeñar un papel relevante en el transporte público municipal, dado que son tecnologías neutras en emisiones y que responden a las necesidades de potencia, autonomía y tiempo de repostaje que requiere el transporte pesado. En Green Gas Mobility Summit, el día 21 de septiembre, en La Nave, lo analizaremos con detenimiento.

Eugenia Sillero, Secretaria general de Gasnam.

La Nave - Eugenia Sillero

Artículos relacionados